Suspense y tensión que se intuye bajo una niebla constante en pantalla. Eso es “Arima”. Pero en la realidad, Jaione Camborda nos ofreció un deseado ocho y medio en una agradable noche otoñal en Sevilla. Y habló con LaEscena en el tiempo de proyección de “Arima” a la espera de enfrentarse al público que acudía al estreno europeo de su película, incluida en la sección internacional “Las Nuevas Olas”. Muy ilusionada, habló sobre el proceso de puesta en marcha del proyecto, sin saber que su dirección sería reconocida en el Palmarés oficial. Todo un éxito para la directora vasca afincada en Galicia desde hace años.

Jaione Camborda llega a esta película tras varios trabajos como los cortometrajes “Rapa das Bestas” (2017), “Nimbos”, “Proba de Axilidade”, “Lilit” (2015) y el documental “O Tempo dos Nenos” (2013, codirección). Como directora de arte trabajó con Ángel Santos en “Las Altas Presiones” (2015), con Alfonso Zarauza en “Encallados”, de (2014) y con Xavier Bermúdez en “O Ouro do Tempo”, (2015). Pero también escribe, como el guión de “Os Fenómenos” junto a Alfonso Zarauza, con el que logran el Mestre Mateo y el premio al mejor guión del Festival de Fortaleza, en Brasil.

La historia de “Arima” comienza cuando recibe una ayuda para la escritura de guión de una película que había esbozado en Berlín y monta una empresa, Esnatu Zinema. Es un thriller psicológico dirigido, producido y protagonizado por mujeres que relata la historia de cuatro mujeres y una niña cuyas vidas se ven seriamente afectadas cuando entran en sus vidas dos hombres, aparentemente opuestos y en conflicto. La directora incita a ver la película a través de la niebla, haciendo que intuyamos, pero que no veamos con claridad, sin saber si estamos observando un sueño, un recuerdo o un deseo.

Toda la historia se mueve en la delgada línea roja que separa la realidad de la imaginación, entre la pesadilla y el sueño, entre el miedo y el deseo, impregnando de misterio todo el metraje. Quien vea la película se verá inmerso en una situación de suspense y tensión que lleva a pensar en obras de David Lynch, John Cassavetes o Ingmar Bergman, declaradas influencias de la directora.

Y la cuidad de Mondoñedo se convierte en una protagonista más porque “ es perfecta para recrear el ambiente de la película por el misterio y la magia especial que desprende». Los exteriores están rodados en sus calles, pero también muchos interiores, como el Casino.

Camborda reivindica la intuición a nivel cinematográfico, a nivel formal para generar esos tempos y esa cadencia de la imagen que ya se están convirtiendo en marca de su casa. Escuchen con atención los ocho minutos y medio en los que la directora nos habla de su película de fantasmas ambientada en un pueblo, que puede ser real o fruto de un sueño febril.

Escuchar la charla entre Jaione Camborda y José Antonio Vega en Mixcloud

Jose Antonio Vega es colaborador de laEscena
@joseanvega64