La galería Gema Llamazares presenta Fundido a negro, una exposición que ofrece, a partir de la selección de obras de María Jesús Rodríguez (Oviedo, 1959), Gonzalo Tena (Teruel, 1950) y Juan Pablo Villalpando (Madrid, 1963), la oportunidad de disfrutar de tres líneas de creación artística distintas pero unidas mediante el uso del negro, que es soporte, concepto, símbolo y obra de arte en sí mismo.

Se trata de una muestra que permite indagar en los presupuestos teóricos y prácticos de creadores que, más allá de utilizar el negro como recurso estético, lo hacen por sus propiedades expresivas y simbólicas. La selección de obras ha sido llevada a cabo por el profesor y crítico de arte, Santiago Martínez que muestra la calidad y personalidad de cada artista, sin olvidar las imbricaciones formales y conceptuales que existen entre ellos, aspectos que siempre caracterizan la línea expositiva de este comisario.

La propuesta de Gema Llamazares en Fundido a negro es ejemplo de cómo una de nuestras galerías de referencia a nivel nacional e internacional, sigue apostando por artistas que, desde contextos, generaciones y planteamientos estéticos diversos, conviven y dialogan a la perfección.

Los mundos de la etnografía y de la geología son referentes personales que indirectamente están presentes en las pizarras y cartones de María Jesús Rodríguez, nos hablan desde una poética del recuerdo y un amor profundo por el medio natural que se ve potenciado en cada una de sus obras; Juan Pablo Villalpando nos lleva, a través de series como “La noche de al lado”, a ahondar en el territorio de los sueños que son su fuente de inspiración, deja su impronta sobre cartón y madera como si se tratara de matrices, recordándonos el mundo del grabado que tiene gran arraigo en él. Gonzalo Tena con su amplia trayectoria artística -formó parte del Grupo Trama, cuenta con obra en los fondos del Centro de Arte Reina Sofía y ha sido galardonado recientemente con el Premio Aragón Goya– nos introduce en sus mundos alquímicos del negro sobre negro, en cartulina y PVC, a través de sus reiterativas Pinturas negras, la intrigante Serie Swedenborg y sus bellas especulaciones en torno a “La pintura y el Oro”.

La galería Gema Llamazares nos ofrece una nueva oportunidad de acercarnos al arte actual y dejarnos llevar por él, porque cuando cerramos los ojos, estamos haciendo un fundido a negro, es un momento de oscurecimiento, un espacio de tiempo sin límite en el que liberar la imaginación y empezar de nuevo.

“Fundido a negro”, María Jesús Rodríguez, Gonzalo Tena y Juan Pablo Villalpando
Galería Gema Llamazares
Calle Instituto 23, Gijón
Del 15 de noviembre al 15 de diciembre 2018
Inauguración, jueves 15 de noviembre de 2018 a las 20:00 horas
Comisariada por Santiago Martínez