En LaEscena seguimos la trayectoria del colectivo Luz, micro y punto desde hace mucho tiempo. Por ese motivo hemos querido acompañarlas en uno de sus espectáculos para ver como trabajan. Porque sus proyectos de sombras (y luces) se pueden disfrutar mirando a los lugares sobre los que proyectan sus creaciones, pero también mirando como lo hacen. Retroproyectores, acetatos, transparencias, cartulinas, recortables, celo e instrumentos musicales componen los shows que desarrollan estas tres creadoras.

Luz, micro y punto es una compañía asturiana de Teatro de Sombras con música en directo que nace en el año 2013. Sus componentes son Chantal Franco, Verónica R. Galán y Patricia Toral, tres artistas que centran su trabajo en la experimentación y creación de historias visuales y sonoras enmarcadas en el teatro de sombras. En la parte visual, Patricia y Chantal utilizan tecnología analógica y distintos formatos para la puesta en escena, que van desde el teatro de sombras más clásico al más experimental, siempre creando imágenes en directo de manera poética y artesana con diferentes materiales y soportes. El elemento que vertebra todas las historias es la música, creada e interpretada en directo por Verónica específicamente para cada pieza.

Obviamente, sus proyectos tienen un importante trabajo previo. Trabajo de investigación y conceptualización por una parte, y trabajo de guionización y de producción para desarrollar todos los elementos que posteriormente utilizarán durante el desarrollo de sus espectáculos. Conviene reseñar en este punto que en los shows de Luz, micro y punto siempre son realizados en directo, con proyectores de transparencias sobre los que van superponiendo diferentes elementos, que son los que dan forma las historias. Este trabajo requiere de una sincronización perfecta entre las componentes de la compañía, como se puede apreciar en las imágenes que acompañan este texto.

El jueves 30 de noviembre, Luz, micro y punto estrenó en la fachada del Teatro Campoamor de Oviedo su espectáculo “VidA”, una pieza visual y sonora creada para la Jornada “Ciudades por la Vida, Ciudades contra la pena de muerte”, organizada por Amnistía Internacional simultáneamente en más de 2.000 ciudades. En la pieza, de 12 minutos de duración, se cuenta la historia vital de un personaje desde que es ejecutado tras una condena a muerte, hasta su nacimiento, pasando por sus recuerdos y los momentos en prisión previos a la ejecución. “VidA” quiere poner de manifiesto el respeto a la vida por encima de cualquier circunstancia penal, y apuesta claramente por la abolición de la pena capital en aquellos países en los que todavía está vigente.

El anterior espectáculo de Luz, micro y punto, “Una ciudad en vela”, nos contaba con juegos de luces y sombras la historia de una ciudad y de sus habitantes a través de un universo urbano del que Chantal, Verónica y Patricia eran arquitectas con sus imágenes y sus sonidos. El espectáculo fue creado de ex-profeso para ser representado en el Colegio de Arquitectos de Asturias en Oviedo durante la Noche Blanca 2017, que se celebró el 7 de octubre. En aquella ocasión realizaron un vídeo del montaje en el que se puede apreciar perfectamente como funciona el engranaje de Luz, micro y punto.


(FOTOS: MÓNICA DE JUAN)
(VÍDEO: VISUALTV)