ahora sé que quise ser frank bascombe / conducir tranquilo por barrios periféricos / ser el ciudadano que nadie espera y al que todos dan la bienvenida / vivir bajo sordina y al caminar cuesta abajo / despacio / entre platanales / pedirte un trozo de merienda / no traspasar el umbral de las expectativas / para una postal desde francia o para un verano inolvidable me faltan borrones / asteriscos // lo fácil era aprovechar la disculpa de tu hermano / los minutos forzosos de un encuentro casual y después la noche que abre sus rutilantes incisivos / la romántica desconfianza era propia / la cursilería  / los pequeños papeles / las notas a pie de página / el mero amor por el frío
(de «Penúltimo danzante»)

padre / así / en su cariz más sustantivo y original / padre / con su rotundidad sin diezmo / carente de agudas y suavidad / padre / el honor / bajo el refugio escaso / de una pequeña luz / no es más que un insecto doméstico / una esquirla del pasado // echas tus cálculos / la propina necesaria / tu modesto sueño // lo sé / podría seguir pasando de tarde en tarde // acercarme / susurrarte al oído / alguna cosa / intrascendente leve / agradable / lo justo para decir / hasta mañana / en el sentido estricto / de la expresión
(de «Penúltimo danzante»)

Pequeña felicidad
Es muy temprano cuando subimos al coche. El sol todavía es un esbozo, un paseante tímido que apenas levanta la voz al saludar. Mientras atravesamos una ciudad desierta, dormida, nos tanteamos, nos reconocemos.
Último semáforo antes de la carretera general. El conductor enciende el cassette. Ya nadie dirá nada hasta que lleguemos a nuestro destino.
(de «Historias somalíes»)

Fernando Menéndez es escritor
@Fercantona