La Semana del Audiovisual Contemporáneo Audiovisual de Oviedo llega a su décima edición con una apuesta clara por la risa, ácida e inteligente, y por las balas que salen de las pistolas de gánsters que protagonizan películas como “La ley del hampa”. Una mixtura que, año tras año, se ha convertido en la apuesta del equipo técnico, que sigue buscando el vínculo entre el audiovisual y el resto de las artes,  alentando la creación artística con el encargo de piezas sonoras y musicales.

Las risas parecen aseguradas para espectadores que huyen de películas facilonas en las que solo aparecen familias y peques en apuros rumbo al norte. El motivo es el ciclo ¿Y usted de que se ríe?, que reivindica el humor como acto subversivo y deja en manos del público la explicación de sus sensaciones durante el  visionado de las siete películas que lo componen y que se exhibirán en el Teatro Filarmónica. La primera será “La octava mujer de Barbazul” de Ernest Lubitsch, con un argumento adelantado a su tiempo y  oculto tras la apariencia de la comedia romántica de los años treinta. Pero en manos del director surgen ingeniosas situaciones  y gags  armados con planos y movimientos de cámara precisos, que encajan con la aspereza y la ironía que sale de los incisivos diálogos entre Gary Cooper y Claudette Colbert. El pase se hará a las 17.00 del sábado 16.

“El triangulo de la tristeza”  es una combinación de sutileza y exceso firmada por Ruben Östlund. Es una espectacular demolición de la vida moderna, una película disruptiva llena de ideas y matices, tan violenta a su manera como un cuadro de Bruegel. Quiere que estemos impotentes bajo el hechizo de la historia, ahogándonos en ideas y significado, luchando por la comprensión y el alivio. El director sueco decide cuando nos hace reír, llorar e incluso sentir asco.

Las tramas y los diálogos de Aki Kaurismäki a menudo dan la impresión de haber sido improvisados ​​en el último momento, pero su encuadre y su concisión narrativa son extremadamente rigurosos. Así que “Contraté un asesino a sueldo” no iba a ser una excepción. Sus paisajes sombríos, el humor negro, el ojo irónico para los detalles pequeños pero reveladores y  el sentido abrumador de lo absurdo son cuatro obligadas indicaciones para acercarse a verla el lunes 18 a las 18.00 horas.

“El sol siempre brilla en Kentucky” rodada en 1953 es un mosaico de estilo americano a la vez sentimental y conscientemente crítico, con el enfático tiempo pasado como válvula de seguridad. Por eso John Ford no  dudaba en calificarla como su obra preferida, quizá por su mezcla de drama y comedia encarnada en un afable y popular juez de Kentucky que se presenta a la reelección contra un fiscal yanqui. Lunes 18 a las 20.00.

El maestro Ernest Lubitsch vuelve con otra propuesta el martes 19. En esta ocasión, las artes de la seducción y del intercambio amoroso, con dinero de por medio, se despliegan con toda la elegancia y potencia metafórica del director. Rodada en 1932, “Un ladrón en la alcoba”, termina siendo una  verdadera obra maestra de la screwball comedy.

El título cósmico de “Noche en la tierra” lleva a pensar en una visión espiritual del estado del mundo, pero en manos de Jim Jarmush termina siendo  una comedia agradablemente extravagante construida alrededor de un gancho infalible, un único viaje prolongado en taxi a través de Los Ángeles, Nueva York, París, Roma o Helsinki. El viaje se inicia el martes 19 a las 20.00 horas.

“Sangre fácil” cierra el ciclo en la sesión del sábado 23 a las 17.00 horas. Dirigida por Joel Coen en 198  está considerada como la película que renovó el interés por el cine negro, influyendo en las siguientes generaciones de cineastas. Es una comedia de errores en sentido literal porque buena parte de su humor procede de las malas decisiones de  los personajes. El público ríe doblemente porque sabe más que todos juntos.

Este ciclo se completa con una mesa redonda que tendrá lugar en el Cibercentro de La Lila el día 17 de marzo a las 12:30 horas. En la tertulia  participarán Carlos Losilla (ensayista y crítico de cine), Federico Volpini (guionista, escritor y director de Audiodrama Colectivo), Isabel Ruiz Lara (actriz y directora/presentadora de Tres en la carretera de Radio 3) y Eva Güimil (escritora, productora y articulista).

Y como SACO ejerce como alquimista desde su primera edición, en esta ocasión potencia la presencia musical en las películas de cine negro. Tanto que el arranque oficial será el viernes 15 en el Teatro Campoamor con el cine-concierto que homenajea a El Crack, el gran título de neo-noir castizo firmado por José Luis Garci. Victor Coyote, fusionador de rock y ritmos latinos, y Javi Álvarez se unen para experimentar con formatos audiovisuales y arropar a Germán Areta intrerpretado por Alfredo Landa. Y sin dejar el Campoamor, las balas volverán a estar acompañadas de música el sábado 17 a las 20.00. “La ley del hampa” de Josef von Sternberg está considerada la película que inauguró el cine de gánsters y permite  adentrarse en la relación de fascinación que la sociedad americana mantiene de forma permanente con la violencia y el mundo que queda al margen de la ley. La propuesta musical llega de la mano de César Latorre Trío y su cóctel de jazz e improvisación.

Los otros dos conciertos están centrados en las vanguardias artísticas y las pioneras en el cine. El alumnado del Conservatorio Superior de Música ‘Eduardo Martínez Torner’ vuelve a la programación de SACO poniendo música a joyas del cine mudo como “Ballet Mécanique” de Fernand Léger o “Essai d’étude visuelle sur une arabesque” de Germaine Dulac. El pianista Jorge Gil Zulueta estará en el Campoamor junto a la violinista Diana Valencia para ofrecer el cine-concierto Pioneras del cine con dos joyas centenarias: “Falling Leaves”, de Alice Guy, y “Shoes”, de Louis Weber.

El resto de programación continúa por los senderos marcados años atrás.  El artista sonoro e investigador Xabier Erkizia firmará las piezas de El sonido del arte. Vol. 6, basadas en seis obras del Museo de Bellas Artes de Asturias. La tradicional visita guiada por el Museo de Bellas Artes será este año con Celia Viada Caso, fotógrafa, directora de cine y artista visual asturiana, cuyos trabajos en el cine han recibido varios premios además del aplauso de la crítica. Los aficionados a la realidad virtual volverán a tener en SACO una cita ineludible con la VR. Nuevamente será el Cibercentro de La Lila la sede de esta actividad que incluye diez títulos.  Y SACO no sería SACO sin la presencia de Lois Patiño, presente ya en la primera edición.  En esta ocasión podremos viajar, en sentido literal, a “Sámsara” la multipremiada película sobre transiciones y migraciones espaciales.


Jose Antonio Vega
 es colaborador de laEscena
@joseanvega64